Puertas

Un día me levanté harto de todo lo que estaba haciendo, todo iba mal en mi vida porque estaba trabajando en mil proyectos que no funcionaban y hasta entonces no me había planteado la posibilidad de dejarlo todo. Esa adicción al trabajo que viene programada ya desde las primeras sumas y divisiones con decimales, incluso mucho antes, me impedía ver que yo era un ser libre que no necesitaba nada de todo aquello que me estaba amargando. Ese día hice esta instalación.

Cuando me liberé de todas las ataduras empecé a sentirme muy diferente y a ordenar todos mis pensamientos de forma distinta, conectando con el entorno, esa capacidad que se nos duerme cuando pensamos demasiado o nos distraemos con banalidades. Quise materializar esa sensación de expansión en el espacio, crear algo que me sirviera para conducir mi afán por transcender mas allá de mi cuerpo y de la realidad, algo intrínseco en todo ser humano y toda civilización. Me quedé con eso.
Todo empieza con tres puertas que te invitan a abrir los sentidos y entrar en un nuevo estado de consciencia. Estas puertas están colocadas en tres puntos estratégicos sobre el mapa, representando las medidas exactas de las tres grandes pirámides de Egipto.

2
Para los antiguos egipcios las pirámides les conectaban con el cosmos, tuvieron la intención de crear artefactos de piedra que representaban un modelo terrenal del más allá y les conectaban con el cosmos, hogar de los dioses. Es bien sabido que las Tres Grandes Pirámides tienen las medidas a escala del cinturón de Orión, la constelación más importante de la antigüedad.

m1

Cogí las medidas de las pirámides, las tracé en el mapa y con “mis amplios conocimientos sobre trigonometría”, trasladé esas medidas hasta mi ciudad, en un camino concreto, el que hacía yo hacia el bosque con mi bicicleta, el que cruzaba el río hacia una casa, donde yo trabajaba con mis pinturas, donde tenía ese espacio que me permitía desarrollar mi creatividad. Ahora tenía tres puntos en mi camino que me conectaban con Egipto, con sus dioses, con nuestras estrellas. Me di cuenta que sin paredes ni techo había construido mi propio templo, mi lugar de meditación, lo marqué con tres puertas que eran símbolo de nuevos caminos.

Seguro que las puertas iban a desaparecer pero podría recordar esos puntos, incluso los tenía en el mapa para compartirlos con quien fuera.

51-1024x682

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s